267 0551 – 703 6223 – 704 2235   contacto@colegiodelosandes.edu.co

Claves para ayudar a tus hijos a ser estudiantes exitosos

LECTURAS SANTILLANA FAMILIA.

Las siguientes son algunas de las estrategias generales que puedes implementar en casa para ayudar a tus hijos a ganar confianza y obtener buenos resultados en la escuela. Puedes adaptarlas a las necesidades y habilidades particulares de tus hijos.

  1. Definir metas

Dialoga con tus hijos acerca de sus dificultades académicas y sus habilidades de estudio. Proponles tres metas específicas y medibles para alcanzar en el semestre o el año y escríbelas. Procura que sean metas relacionadas con hábitos que tus hijos necesiten adquirir o mejorar.

Coloca las metas escritas en un sitio visible y programa una fecha cada mes para revisar los avances. Además, es importante comunicarte en forma regular con los maestros de tus hijos para evaluar con ellos el avance de las metas.

  1. Crear y organizar una carpeta

Consigue una carpeta anillada de cinco divisiones para guardar y organizar el material de estudio, trabajos y tareas. La carpeta puede incluir:

  • Notas
  • Tareas
  • Resúmenes y formas
  • Cuestionarios y previas
  • Papel en blanco

Reúnete con tus hijos una vez a la semana para revisar juntos la carpeta. Recuerda que se trata de que aprendan una nueva habilidad, así que lo apropiado es que les ayudes a clasificar sus tareas y trabajos en las secciones apropiadas, no que lo hagas por ellos. Mientras revisas la carpeta con tus hijos puedes también descubrir sus fortalezas y debilidades.

Haz un bolsillo frente a la carpeta para guardar allí lo que está pendiente para el día siguiente. Cada dos semanas, eliminen lo que ya no se necesite.

  1. Ayudarles a llevar un planeador

Muchos colegios exigen a los estudiantes llevar una agenda o un planeador de tareas. Y si no es así, consíguele una. Verifica que el espacio destinado al registro de las tareas no sea muy pequeño. Es mejor usar un planeador en el que se tenga una página para cada día. Allí tu hijo puede tomar nota tanto de las actividades normales como extracurriculares. También puede guardar allí las copias impresas de las tareas que le hayan puesto vía Internet.

Aunque la tecnología ya hace por nosotros muchas de estas tareas y, sin duda es una gran herramienta cuando queremos ganar tiempo, es importante que los niños aprendan las habilidades básicas de estudio como el manejo del tiempo y la organización haciéndolo ellos mismos.

  1. Asignarles o buscar un lugar adecuado para estudiar

Trata de evitar que tus hijos hagan sus tareas en su habitación, especialmente si son adolescentes. Allí hay muchas distracciones. El comedor, la cocina o el estudio son mejores alternativas. Durante el tiempo de estudio no debe haber televisión.

Por otra parte, recuerda que existen las bibliotecas públicas, lugares que proporcionan las mejores condiciones y comodidades para este propósito, donde siempre encontramos guía y programas para desarrollar buenos hábitos de estudio.

  1. Planificar el tiempo para hacer tareas y estudiar

Los niños a cualquier edad responden bien a una rutina. En particular,  aquellos que tienen dificultades de aprendizaje especiales. La mayoría de los niños necesitan un tiempo, luego de llegar del colegio, para tomar las onces y un descanso antes de abordar las tareas y proyectos escolares. Pero luego, pueden destinar al menos una hora o dos al día a las tareas. Si terminan temprano, pueden utilizar el tiempo restante para organizar juntos la carpeta o leer lo que les plazca. Esto ha de ser antes de prender la televisión o buscar los videojuegos.

Para evitar que pospongan o dejen todo para la víspera, ayúdales a dividir los proyectos e investigaciones largas en tareas más pequeñas que puedan realizar en períodos más cortos. Esto claro, implica comenzar el proceso con suficientes días de anticipación.

También necesitan aprender a distribuir su tiempo en bloques productivos y establecer metas diarias para terminar cada proyecto a tiempo. Luego de algunos intentos, ellos lo harán por sí mismos y valorarán su utilidad.

  1. Apartar un tiempo fijo para acompañarlos

Antes de su etapa escolar, tus hijos han necesitado tu ayuda para aprender a leer, montar la bicicleta o a hacer muchas otras cosas. Por eso, no es extraño que ahora requieran tu apoyo para aprender hábitos de aprendizaje, incluyendo la organización y manejo del tiempo.

Aparta sin falta un momento para acompañarlos y asesorarlos en sus tareas y estudio. No te limites a supervisarlos, interesante en forma auténtica por lo que están haciendo o van hacer y procura que sea un momento para animarlos, aconsejarlos, retarlos según sus capacidades, intercambiar ideas y elogiar sus logros. No los critiques ni les exijas perfección.

  1. Enseñarles a valorar el proceso en su conjunto

Está bien celebrar los logros de nuestros hijos, pero no conviene hacerlo con recompensas directas como darles dinero en efectivo o regalos por cada buena nota que obtengan.

Los niños deben aprender a valorar el proceso de aprendizaje en su totalidad y por lo que les aporta en sí mismo, no por los logros momentáneos. De otro modo, harán lo que sea por conseguir la recompensa, incluyendo recurrir a la trampa o al plagio. Además, tus hijos comprenderán que pueden cometer un error y aprender de él en vez de ser castigados por perder la recompensa.

Tomado de: Claves para ayudar a tus hijos a ser estudiantes exitosos

Cerrar